mkl

martes, 6 de mayo de 2014

Packrafting Green River


Se acerca el momento de las despedidas y es tiempo de comenzar a cerrar algunas puertas para que otras puedan abrirse. El curso escolar americano va llegando a su fin y con él, mi estancia en estas tierras. Sin embargo, aún guardo alguna que otra aventura en el calcetín. Si, en el calcetín, porque es ahí donde se queda la fina arenisca rojiza que tan bien he llegado a conocer.

Esta vez no voy a ser yo quien os cuente mis andanzas, esta vez esa suerte corre a cargo de alguien a quien debo darle las gracias. A lo largo de tres años, mi amigo Hilo se ha convertido en maestro y guía de escalada, en compañero de aventuras, incitador de compras de materiales de montaña y contador de historias de esas que te dejan con la boca abierta. Hilo se dedica a ser guía de montaña, trabaja durante algunos meses del año en los lugares más disparatados de la Tierra, y el resto se dedica a viajar y a vivir aventuras, eso sí, siempre que María y Sara se lo permiten. Además de todo esto, es escritor a tiempo parcial, y da gusto leerle. Escribe tan bien como habla, y doy fe de que se expresa de forma cristalina, ya que con todo lo dura que tengo yo la cabeza, ha sido capaz de enseñarme un montón de cosas. Ahora nos separamos, él se quedará un par de meses trabajando en Alaska y recorriendo Wyoming y yo vuelvo a España. Es por ello que he querido dedicarle estas líneas, a modo de despedida y en agradecimiento a todas las enseñanzas consejos y que me ha dado, Hilo crack, nos veremos pronto.

A Hilo podéis seguirle a través de su página web: www.hilomoreno.com o a través de la web donde intenta desarrollar el packraft español: www.planetapackraft.com

Él tenía un viaje en mente, aquel que no pudimos hacer el pasado Thanksgiving y yo me apunté, a realizarlo de forma exprés, en tan solo un fin de semana. Para ello me compré un packraft, un kayak hinchable que cuesta un ojo de la cara, y la mitad del otro, pero que a raíz de lo vivido, parece que vale la pena. Espero que esta sea la primera de muchas más aventuras juntos. Os dejo con su relato del viaje y un video que he montado con los videos que grabamos y dos temazos espectaculares que me he sacado del calcetín. Si, del calcetín, porque además de aventuras y arena, ahí también guardo las cosas que olvido hasta que me acuerdo de recordarlas...








Nos vemos pronto. Besos y abrazos. Mkl

2 comentarios:

  1. Que chulo!!! Cómo le hubiera gustado a uno que yo me sé...bs

    ResponderEliminar