mkl

viernes, 6 de diciembre de 2013

Al mal tiempo, buena cara.

A veces en la aventura como en la vida los planes no salen como uno los había planeado. Cuando eso pasa no queda más que agachar la cabeza, refunfuñar un poco y planear de nuevo. Eso es exactamente lo que nos pasó al amigo Hilo y a mí el pasado Thanksgiving. Podríamos definir la primera expedición Moreno-García como un fracaso absoluto. Teníamos un plan que llevar a cabo, una aventura de 4 días que incluía diversos medios de locomoción en uno de los puntos más desolados y alejados de la civilización de Utah, la parte oeste de Canyonlands NP, muy cerquita del John Blue Canyon, el lugar donde aquel tío quedó atrapado y cortó su brazo para poder salvar la vida. Todo estaba planificado al detalle pero 20 centímetros de nieve y copos como clínex nos impidieron siquiera encontrar el lugar donde debíamos empezar el recorrido. No cuento más ya que es algo que queda pendiente hasta que busquemos las fechas propicias y con un tiempo más favorable.




Así que después de todo un día de conducir sobre pistas cubiertas de nieve poniendo a prueba el 4x4 del Chevy Tracker, recapitulamos: nos pegamos un homenaje para cenar, dormimos calientes en un motel de Green River y decidimos emplear los siguientes tres días escalando en el desierto.

Con las ideas medio claras y el sol casi despuntando en el horizonte nos dirigimos a la archimencionada localidad de Moab en busca de fisuras  del desierto. Establecimos nuestro campamento a orillas del rio Colorado en la zona de escalada conocida como Wall Street. Enormes muros de roja arenisca surcada de fisuras de todos los tipos: de dedos, de manos, de empotrar, de meter el cuerpo… La escalada en el desierto es dura y dolorosa. De nada sirve ser un gran escalador de placa, cuando llegas al desierto tienes que aprender de nuevo. La técnica a la hora de progresar verticalmente en una fisura es muy concreta. Se trata de empotrar ambas manos haciendo presión contra las paredes de la fisura mientras subes los pies hacia arriba para también empotrarlos y poder avanzar con las manos de nuevo. Duele. Mucho. Esa es la teoría. En la práctica subes como puedes: metiendo el hombro en la fisura, arrastrándote contra la pared cual gusano, utilizando las rodillas y los codos e incluso agarrando los friends cuando te entra el canguelo. Puedes reconocer a un escalador del desierto por la cantidad de heridas en las manos y raspazos por todo su cuerpo.

No son habituales las vías con chapas ni químicos sino que tienes que meter seguros flotantes denominados friend o cams. Son de diversos tamaños y su función es empotrarse entre la roca para proteger una posible caída. En teoría funcionan pero hacerme caso cuando os digo que aprietas mucho más porque confiar en esos cacharros para mi es bastante difícil…

En esa zona también existen numerosas vías de placas pero también tienen su historia. La arenisca estaba algo húmeda y cubierta por una fina capa de aren que la hacía resbaladiza. No hay demasiados agarres y tienes que confiar tu suerte a la fricción de tus pies de gatos contra la pared.

Ahí estuvimos, apretando duro:














El primer dia que escalamos sucedió una cosa que no creo que pueda olvidar nunca. Yo estaba listo para asegurar e Hilo para empezar a escalar cuando derrepente oímos un ruido fortísimo sobre nuestras cabezas. Creyendo que era una roca que se desprendía corrimos a refugiarnos pero cuando miramos hacia arriba vimos que se trataba de un tio que se había tirado y el ruido lo había producido el paracaídas al abrirse. Flipando nos quedamos. Al primero le sucedio un segundo y aterrizaron en la carretera. El tercero en saltar no tuvo tanta suerte. Al abrir el paracaidas, algo debio de ir mal porque se gir'o y se estampo contra la pared. Despues del golpe contra una cornisa fue cayendo arrastrandose contra la pared hasta llegar al suelo. Nosotros nos quedamos ojiplaticos perdidos y nos llevamos las manos a la cabeza mientras lo veiamos caer. Aun tuve tiempo de sacar alguna foto. Total, que fuimos a socorrerle pensando que se habia matado. Nada mas lejos de la realidad, ahi estaba gritando como un cochinollo a punto de ser degollado y escupiendo sangre por la boca. Hilo le sujeto la cabeza y avisamos a emergencias. Entonces llego una enfermera que se hizo cargo de la situacion, y poco a poco la policia y la ambulancia. Y alli estuvimos hasta que se lo llevaron. Ese tio tiene mucha suerte de estar vivo. Tres dias despues lo vi andando tan normal y me dijo que tan solo tenia una vertebra rota y el brazo. Lucky guy! Afortunadamente ha montado el video del hostion, me han dicho que hasta lo han puesto en las noticias de La Sexta en España:












Después de tres días de escalada Hilo volvió a casa y yo me quede para andar en bici un par de días. Como ya he dicho alguna vez los alrededores de Moab son un paraíso para andar en mountainbike. Esta vez me decante por el Slickrock Trail, uno de los recorridos mas visitados y famosos en todo el mundo para nadir en bici. Un poco de historia: El Slickrock trail nació originalmente como un recorrido de moto de monte que se trazo para atraer turistas a Moab. Se trataba de recorrer las dunas petrificadas siguiendo las rayas blancas marcadas en el suelo. La idea y el trazado tuvieron un éxito relativo, pero no fue hasta la invención de las mountainbikes cuando el trail se volvió realmente popular. Actualmente "bikers" de todo el mundo se viajan a Utah para pedalear sobre esta arenisca. El recorrido es realmente duro y difícil puesto que se trata de un tobogan de subidas y bajadas. A pesar de ser un recorrido de tan solo 10 millas, se recomiendan entre 2 y 4 horas para hacerlo, ya que en muchas cuestas tienes que subir a pie. Yo tarde 3 horas pero es que me pegue un hostión terrible en la primera milla y ya fui todo el camino renqueante.


Estoy preparando un video, pero mientras os dejo con unas fotos:







Y poco mas, la temporada de ski ya ha empezado y yo en nada vuelvo para navidades, asi que contento.

Me despido con un temazo de un tio al que fui a ver hace poco, red neck total: The Reverend Peyton´s Big Damn Band. Se toca la cuerda del bajo con el dedo gordo y la de las guitarras con los demás. !Vaya crack¡


Y un extra porque si, porque me apetece y me sale de dentro, ¡Grande Muchachito!


Nos vemos en nada. Besos y abrazos. Mkl






lunes, 18 de noviembre de 2013

Apurando el otoño.

Este año el invierno en Utah se está haciendo esperar. Parece que este fin de semana por fin ha llegado pero a cuenta gotas. Han caído las temperaturas y las montañas por primera vez se muestran bajo una fina capa de nieve. Creo que el año pasado por estas fechas ya había quitado el polvo de los esquís y realizado las primeras bajadas, este año todavía toca esperar. Si bien se echa de menos la nieve, también se agradece que el mal tiempo no haya llegado todavía. Por una parte es un engorro vivir rodeado de nieve por no hablar de los problemas a la hora de conducir, por otra me permite seguir disfrutando de fines de semana en la naturaleza que sin el calor de los rayos del sol serían imposibles. Ahora que se ha cambiado la hora es muy triste que para las cinco y poco de la tarde se haga de noche. Nada más llegar de trabajar  ya estas a oscuras y eso deprime un poco. No sé si ahorra energía o no pero si fuese por mi, no la cambiaba… Es por eso que es tan importante poder disfrutar de los últimos fines de semana soleados. Varias cosas que contaros:

Hace un par de semanas no desplazamos hasta Moab, si esa ciudad en medio del desierto que no parece que sea Utah. Un ambiente muy internacional, gente en la calle, terrazas llenas de gente bebiendo cerveza y miles de cosas que hacer en sus alrededores son sus señas de identidad. La verdad que una escapada a Moab nunca defrauda. Como ya he puesto muchas veces estas fotos tan solo pondré esta; rememorando lo primero que vi en Utah y un video que se ha currado el amigo Antonio, ¡Vale crack!:





El fin de semana pasado hice una escapada rápida a City of Rocks en Idaho. La City es uno de esos lugares mágicos que parecen salidos de la nada y que cuanto más vas, más te gusta. El clima desertico nos acomàñó: calor durante el dia aunque tan solo bajo el sol y un frio terrible por la noche que unido a la ingesta de algún alimento en mal estado me hizo pasar una de las perores noches que recuerdo. Hilo, Chris y yo escalamos Teather of Shadows , llamada así por los juegos de luces y sombras que se crean en sus paredes al atardecer. Una via muy facilita de 4 largos que disfrutamos en la soledad del silencio, ya que no había nadie más en varias millas a la redonda. Después de eso yo di mi jornada por concluida mientras mis dos compañeros continuaban peleando con las fisuras de granito hasta que se quedaron sin luz. Asi lo cuenta mi amigo Hilo Moreno: http://www.hilomoreno.com/2013/11/dando-la-bienvenida-al-frio-en-el-lejano-oeste-idaho/











Este fin de semana he hecho dos cosas: el viernes fuimos a un bar de country, de esos en los que la gente lleva botas y sombreros vaqueros y bailan en filas con pasos que tan solo los asiduos cada fin de semana conocen… Muy bien el sitio pero no es mi estilo… eso si, vi algo que me alegró bastante la vista (mirar el video si no me creéis)...

video


Ahora mismo he vuelto de escalar en las paredes de cuarcita de Ogden. Un sitio muy chulo pero que tiene una aproximación infernal al tener que ascender por un pedregal enorme para acceder a los pies de vía. Ayer nevó, así que estaba todo medio nevado, muy bonito. Os pongo unas fotos:








Voy a acabar con una reflexión que llevo tiempo posponiendo pero que me ha tenido una semana pensando en ello. El fin de semana pasado leía con tristeza en distintos medios que una chica de Zizur de 30 años fallecía debido a un paro cardiaco mientras disputaba la Behovia-San Sebastián. Se llamaba Arantxa y estudió conmigo en el instituto. No es que fuésemos amigos pero si cuando una persona joven muere te da pena, el sentimiento es más profundo  cuando la has conocido…

Lo primero me gustaría dar el pésame a su familia y amigos, a nadie le debería suceder esto con todo una vida por delante. Mucho ánimo.

Lo segundo es que todo esto me ha hecho reflexionar sobre como todos mis problemas, preocupaciones y disgustos pierden la importancia que yo les daba ante cosas como esta. Que más dan esos problemas diarios que todos tenemos a diario, todas esas cosas tienen solución y más tarde o más temprano se acabarán arreglando. Yo digo que nos enfrentemos a la vida con una sonrisa de oreja a oreja y que tratemos de disfrutarla a tope, como si no hubiese mañana. Que cada uno decida como quiere vivirla, que la comparta con sus seres queridos, que la disfrute y que al mirar atrás no se arrepienta de no haber hecho aquello que siempre has querido hacer o decir a alguien y nunca lo has hecho o dicho. Al fin y al cabo seguimos vivos, y lo único seguro es que algún día, mejor más tarde que pronto, nos llegará la hora y mirando atrás, podremos decir que hemos vivido una gran vida, porque como dijo el gran Andrés Montes, “La vida puede ser maravillosa”.

Me despido ya. No sin antes dejaros con un temazo de Barricada. El próximo fin de semana se separan definitivamente. Nunca ha sido lo mismo desde que hace dos años perdiesen al alma del grupo, pero estos tíos llevan 30 años demostrando que son rockeros de la cabeza a los pies. 30 años que han dado para pasear sus canciones por innumerables escenarios y para unir a distintas generaciones cantando juntas canciones memorables que no tienen ni tendrán fecha de caducidad. Ya no disfrutaremos de sus directos pero sus discos nos acompañaran para siempre. Larga vida a Barricada y como dijo el poeta de la barba y el sombrero: “El que no quiere a los barri, no quiere a su madre”



Besos y abrazos. Mkl.

viernes, 25 de octubre de 2013

Texas: the Lone Star State.

Los tejanos estan orgullosos de serlo, no en vano decoran todos y cada uno de los rincones de este inmenso estado con la estrella que aparece en su bandera. Es imposible pasar una hora sin ver la estrella de 5 puntas serigrafiada o grabada en bancos, toldos de tiendas, bares, banderas o barandillas. Pasa por ser el segundo estado más grande y más poblado de Estados Unidos y ciertamente sus habitantes tienen un sentimiento como pocos otros. La historia de Texas es cuanto menos curiosa y cuando se refieren a ella uilizan el término "seis banderas de Texas" mencionando todos los paises que la han reclamado como suya. Una rápida de historia. En 1528 el explorador español Cabeza de Vaca, pisa Texas por primera vez y establece una serie de colonias o misiones bajo dominio de los franciscanos que "evangelizan y enseñan" (yo lo pongo entre comillas y que cada uno lo interprete como quiera...) tecnicas de agricultura a los nativos americanos. Por un breve periodo de tiempo, fueron los franceses quienes ondearon su bandera bajo el cielo texano, hasta que paso a formar parte de Mexico. Posteriormente y tras una guerra se declaró el Estado independiente de Texas, que acabaría formando parte de los Estados Confederados y de Estados Unidos finalmente. Comparado con el resto de Estados, la historia tejana es superior a todas y es por ello que las culturas española, mexicana y esdounidense se ven representadas en distintos aspectos de su sociedad, gastronomía y cultura. Para muestra estas dos fotos:



Nosotros aprovechando que teniamos 4 dias de puente tras las Parent Teacher Conferences (hablaba con mi compañera que vaya diferencia con las primeras que tuve, en las que estaba cagao y no decia ni mu...) nos cogimos el avión, nada barato por cierto,  y allá que nos fuimos de turisteo  a visitar San Antonio, Austin y Dallas.

Cuando uno sale de Utah, le parece que ha cambiado de pais. La gente tiene una mentalidad mucho mas abierta (a pesar de lo conservadores que son los texanos), hay gente por la calle que fuman y beben sin hacer que parezca un delito, terrazas llenas de gente, se cena a una hora razonable (que no es de dia vaya)... vamos ambientico del bueno. Asi que para nosotros fue un subidon y por ello la primera noche se nos fue un poco de las manos... margaritas, cervezas, raciones para compartir, chupitos y de tequila, mariachis, bailoteo y para que seguir contándoos si ya os lo imaginais, ¿verdad? Lo cierto es que San Antonio nos recibió con buen pie: nos encantó el River Walk. Un paseo que discurre a las orillas del rio y que está lleno de bares y restaurantes. Muy chulo el sitio y muy diferente a lo que estamos acostumbrados. Normal que se nos fuese de las manos y terminasemos en el Coyote Ugly, si ese bar en que las camareras bailan en la barra y se restriegan las unas a las otras... y un poco mas tarde dándole unos dolares a un homeless para que nos indicara el camino de vuelta al hotel, ¡será por falta de recursos!

Al dia siguiente, con un resacón de los que hacen que no quieras volver a beber nunca más y recordando el olor del tequila cada poco, visitamos El Alamo, un poco más de San Antonio y las Misiones. El Alamo es el fuerte donde los texanos atacaron y derrotaron a los mexicanos para conquistar su independencia. Todo un monumento nacional que todavia conserva las construcciones primitivas y la iglesia diseñadas por los "conquistadores españoles". Este fue el inicio de lo que hoy es la ciudad de San Antonio, puesto que era la Mision más grande. El resto de Misiones consistian en pequeños poblados amurallados y con iglesia donde vivían las distintas comunidades indigenas y los franciscanos.

Un  pequeño inciso antes de enseñaros las fotos, para darle las gracias al amigo Antonio Ramos por las mismas, ya que yo soy un poco mangarrian y se me olvidó la camara en casa... (prohibida la reproducción total o parcial de su obra sin consentimiento expreso del autor :P)

























Austin es la capital de Texas y en ella se encuentra la University of Texas. Es por tanto una ciudad universitaria donde el ambiente y la marcha están garantizados. Alli pateamos bastante por el downtown o el centro de la ciudad, visitamos el capitolio de Texas, el más grande de todos los capitolios de los estados, jugamos al sufhle board, bebimos cerveza Shiner, vimos el desfile del Dia de los Muertos, comimos unos filetacos gordacos y salimos lo justo porque la resaca era que llevábamos era de las de botellita de agua. Me sorprendio mucho que de noche cortasen "the 6th street" para que toda la gente que estaba de fiesta pudiese cruzar de bar a bar sin temer por los coches.

 
















 
El ultimo dia fuimos a Dallas ya que por la noche teníamos que coger el vuelo de vuelta. Dallas no es que tenga mucha cosa pero es famosa por ser el lugar donde asesinaron a J.F. Kennedy y se ha convertido en el la ciudad de referencia para todas las empresas petrolíferas que de Texas. Por cierto que se notaba que estábamos en tierra de petróleo ya que la gasolina era bastante más barata que en Utah. Muchos rascacielos pero poco más…






 
 
 


 

Y hasta aquí lo que han dado de si estas pequeñas vacaciones. La vuelta al cole fue dura pero ya esta superada y tan solo me queda esperar con impaciencia las próximas vacaciones de Thanksgiving y la vuelta a casa por navidades. ¡Ánimo Mikel que cada vez queda menos! Lo cierto es que este año en el cole estoy bastante más relajado y tengo unos chavales que hacen que el trabajo sea bastante llevadero e incluso disfrutón.

Una pequeña reflexión sobre esto. Partiendo de la base de que el trabajo es trabajo y yo por lo menos viviría sin trabajar si pudiese (Lucía fíjate que no he usado el doble condicional navarro), he de decir que estoy muy contento con la profesión que he elegido. Ser maestro tiene cosas buenas, si se que todos vais a decir que muchas vacaciones, y estais en lo cierto, pero es que nos las merecemos…, pero otras muchas cosas más. Este año estoy dejando un poco de lado el curriculum (la verdad es que ya he pasado de la fase de presión en la que me preocupaba muchísimo por los resultados finales que aquí son muy importantes) y me estoy dedicando más a ver que cosas les gusta hacer a mis alumnos. Paso más tiempo hablando con ellos sobre cosas que les interesan y disfruto planteando preguntas que impliquen un pensamiento crítico. En Estados Unidos los niños están muy acostumbrados a recibir respuestas con tan solo plantear la pregunta y y viven tan inmersos en la sociedad de consumo que a veces dudan de que el papel provenga de los arboles o las alitas de pollo de autenticos pollos. Es por ello que se me pone una sonrisa en la boca cuando los veo que se plantean cosas que creían a ciencia cierta y les muestro que también pueden ser de otra forma. Esto son los días buenos, los malos hago mala hostia, pego 4 gritos y me voy directamente al rocódromo a liberar el estrés para volver al dia siguiente con una sonrisa en la boca a intentar disfrutar y a aprender lo máximo de los chavales.

Poco más, como anécdota contaros que me apuntado a un torneillo de dodgeball, que es como el balón prisioner que jugábamos de críos pero con más balones. Un buen ejemplo de este deporte es la película “cuestión de pelotas”.¡Peliculón!

Os dejo con este temazo tejano, Antonio banderas con El Mariachi:




Besos y abrazos. Mkl